in

Sujetos desconocidos raptan, dopan y violan a menor de edad

Un nuevo caso de violación sexual contra una adolescente de 17 años ha estremecido a toda la población de Ayacucho. Esta vez la víctima fue una estudiante del colegio Mariscal Cáceres, quien la noche de este jueves retornaba a su vivienda situada por el parque zoológico La Totorilla.

Las primeras informaciones indican que cuando la menor transitaba por el ex paradero Huanta, al promediar las 8:00 pm., fue interceptada por cuatro sujetos, quienes se desplazaban a bordo de una mototaxi. Aprovechándose de que andaba sola la subieron forzadamente al vehículo y minutos después la doparon para dar rienda suelta a sus bajos instintos.

Los desconocidos trasladaron a la escolar a un lugar desolado ubicado por San José de Yanamilla (distrito Andrés Avelino) fue allí donde estos depravados abusaron de ella para luego abandonarla a su suerte. Fuentes cercanas a Jornada mencionaron que la agraviada amaneció en un cuarto y al recobrar la conciencia se dirigió a su centro de estudios para contar a la psicóloga del colegio lo que le había sucedido.

De inmediato el caso también fue puesto en conocimiento al director, quien llevó a la menor al servicio de emergencia obstétrica del Hospital Regional, debido a que esta se encontraba en condiciones deplorables y no podía caminar con normalidad, a razón de que habría sido violada contra natura.

Frente a esta situación, el titular de dicha institución, Félix Valer Torres, aseveró que denunció el hecho ante el Ministerio Público. En la diligencia también participaron efectivos de la Policía de Criminalística y un representante de la Defensoría del Pueblo, quienes posteriormente llevaron a la menor al Instituto de Medicina Legal para que sea interrogada a través de la Cámara Gesell.

Seguidamente, la comitiva junto a la afectada se dirigieron al lugar donde se suscitó el incidente, a fin de recabar toda la información necesaria e iniciar con las investigaciones correspondientes.

Valer Torres precisó que el caso ya fue reportado a la Unidad de Gestión Educativa Local (UGEL – Huamanga) y la Dirección Regional de Educación (DREA) para que se tomen las medidas necesarias considerado los daños irreparables que le ocasionaron a la estudiante, quien necesariamente deberá contar con ayuda profesional.

Al parecer la víctima no vivía con sus padres por eso decidió contárselo a su tutora. Ahora lo que más se quiere es que la policía logre dar con el paradero de los sujetos, los mismos que se encuentran como no habidos, tras su repudiable accionar que presuntamente realizaron con complicidad de terceras personas.

DATO: Extraoficialmente se dio a conocer que la adolescente salió de sus clases de reforzamiento que se dictan por las tardes; aunque otros señalaron que ese día los alumnos se fueron de paseo.

Informa jornada.com.pe

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%