in

La informalidad y la falta de control amenazan la vida de los turistas en el Perú.

La muerte de una joven y de un asistente de guía cuando practicaban un deporte de aventura en Cusco se suma al lamentable historial reciente de accidentes en servicios turísticos en el país.

Mira un resumen de los últimos accidentes vinculados al turismo en el Perú. | Fuente: RPP Noticias

La informalidad en los servicios a turistas siguen cobrando vidas en el Perú. Una turista y un asistente de guía murieron este miércoles cuando practicaban tirolesa en el distrito de Maras, en Cusco. No es la primera vez que ocurre un accidente fatal esta zona del principal destino turístico del Perú, vinculada a este deporte de aventura.

Hace tres meses, la turista española-ecuatoriana Nathaly Salazar murió cuando practicaba este deporte, también conocido como canopy o zip line. Los dos implicados en su muerte, quienes cumplen prisión preventiva, señalaron que el cuerpo de la joven, que hasta ahora no ha sido hallado, fue lanzado al río Vilcanota.

Desacatos

En la zona donde ocurrieron los accidentes se había ordenado que ya no se practique este deporte. Por ello se detuvo este martes al propietario de la agencia de turismo que no acató la medida y prestó servicio a la joven Milushka Pacheco y su guía quienes murieron tras caer al precipicio. A este accidente se sumó otro este jueves: un padre y un hijo resultaron heridos cuando manejaban un cuatrimoto.

Según estadísticas de Promperú, 4 de cada 10 turistas extranjeros que llegan al cusco lo hacen para practicar deportes de aventura. De las mil 700 agencias que brindan este servicio, el 37 % son informales. La Dirección Regional de Comercio Exterior y Turismo de la ciudad imperial reconoció que no tiene toda la capacidad operativa y de recursos humanos para llegar a todos los sectores de la región.

No es solo en Cusco

La falta de control en servicios turísticos también se evidenció en Lima tras la caída de un bus turístico cuando descendía del cerro San Cristóbal en el Rímac, en julio del año pasado. El accidente cobró la vida de diez personas y dejó decenas de heridos. Según la investigación realizada por los peritos de la policía el vehículo de dos pisos debía trasladar a 35 pasajeros como máximo y no más de 50.

Las municipalidades de Lima y del Rímac se culparon mutuamente por la responsabilidad de la fiscalización de este servicio turístico. Ocho meses después del accidente, las vías que llevan al cerro aún no son reforzadas.

Por favor, comparta esta importante información con sus amigos y familiares. ¡Gracias!

Informa rpp.pe

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%